in

¿Cómo se preparan los multimillonarios para el fin del mundo?

DE JAMES VAUGHAN VIA FLICKR.

Sus lujosos búnkeres post-apocalípticos están equipados con cine, gimnasio, spa, jardín y piscina.

Vivimos en una era de paranoia apocalíptica. Ya sea debido a la inestabilidad política o al calentamiento global, existen muchas razones por las cuales algunas personas se preparan para un inminente fin del mundo. Y como siempre, los ricos son quienes ponen la vara un poco más alto.

A medida que la paranoia se intensifica, un número cada vez mayor de empresas están recurriendo a los preparativos preapocalípticos de la élite. El 1% de la población mundial se está preparando para el caos con búnkeres de lujo que parecen la comodidad de sus propios hogares. Esto puede sonar ridículo, pero la demanda es real. Desde la inauguración de Donald Trump, por ejemplo, las ventas totales de los búnkeres subterráneos de Rising S Company con sede en Texas se han disparado en un 300%.

¿Coincidencia? Tal vez no.

Los bunkers de Rising S Company son de chapa de acero y tienen una vida útil de varias generaciones. Su estructura ha sido diseñada para resistir terremotos y contener el valor de un año de alimentos por persona. Su lema, “No vendemos miedo, vendemos preparación” parece funcionar. Sus ventas en 2016 aumentaron un 700% en comparación con 2015.

Hay otras opciones para aquellos que prefieren estar en la superficie cuando llegue el día del juicio final. Para la élite más introvertida, el Oppidum en República Checa es una residencia privada con características de alta seguridad. Pasadizos secretos llevan a los residentes a la casa, que tiene un spa, un cine, un jardín subterráneo y bóvedas.

Oppidum en República Checa
Oppidum en República Checa. Foto – Forbes

Un búnker secreto en el sureste de Londres se ha transformado en una casa de lujo de 4 millones de dólares con muebles de última generación, una piscina y escaleras de caracol. Estos refugios fueron diseñados originalmente para proteger a los funcionarios del gobierno durante las guerras nucleares. Las empresas están comprando estos búnkeres militares y silos de misiles y convirtiéndolos en búnkeres extravagantes. El condominio Survival Condo del desarrollador Larry Hall, por ejemplo, convirtió silos de misiles abandonados de la década de 1960 en condominios multimillonarios con piscinas, supermercados, teatros, bares y bibliotecas.

En las Colinas Negras de Dakota del Sur, donde 575 búnkeres militares estuvieron en servicio hasta 1967, VivosxPoint construye refugios personalizables para acomodar a aproximadamente 5.000 personas. Otra opción, Vivos Europa One, utiliza antiguas instalaciones de almacenamiento de la época de la Guerra Fría, colocando unidades construidas a partir de roca maciza en la región. Su página web afirma que estos “complejos insustituibles” están diseñados para luchar contra todo tipo de desastres naturales.

Los clientes de estas empresas no son necesariamente extraños ricos: algunos de ellos son incluso muy prominentes. Bill Gates, por ejemplo, es sospechoso de tener tales instalaciones en todas sus propiedades. Los CEOs de Silicon Valley, gerentes de hedge funds y ejecutivos técnicos también fueron nombrados por The New Yorker en 2017 para hacer todo tipo de arreglos para el fin del mundo.

COMPARTIR ESTO EN
cueva más grande de sal

¿Cuál es la cueva de sal más grande del mundo?

Gallo Ayam Cemani

Esta raza de Pollo es Negra desde las Plumas hasta los Huesos