in

El lugar más silencioso del Planeta en donde ningún humano ha podido permanecer 1 hora.

El lugar más silencioso del planeta se encuentra dentro de una cámara la cuál está construida en las profundidades del edificio 87 en la sede de Microsoft en Redmond, Washington, donde se encuentran los laboratorios de hardware de la empresa.

La cámara anecoica, que significa ‘sin eco’, se encuentra detrás de dos pesadas puertas abovedadas y encajonada en paredes dobles de acero y hormigón.

En el interior, el suelo es de malla y las paredes están forradas con cuñas acústicas de fibra de vidrio de casi un metro de espesor.

Un susurro humano es de unos 30 decibelios mientras que el sonido de alguien respirando normalmente es tan solo de 10 decibelios. Esto nos aproxima al límite de lo que debería ser posible lograr sin crear un vacío.

El límite del oído humano se cree que es alrededor de 0 decibelios, aunque sólo porque nuestros oídos no pueden recogerlo, esto no significa que no hay sonido presente, por lo tanto, es posible obtener un valor negativo.

“Estar dentro con la puerta cerrada es una experiencia única”, cuenta LeSalle Munroe, ingeniero. “Si detienes la respiración, puedes oir el latido de tu corazón y la sangre fluyendo por tus venas”.

En el año 2005, la cámara anecoica creada por los Laboratorios Orfield (Minnesota) entró a formar parte del libro Records Guinness como el primer espacio en el planeta capaz de absorber el 99,99% de los sonidos (tenía niveles de ruido de -9,4 decibelios).

No parece una cámara de tortura hasta que las puertas se cierran tras de ti y las luces se apagan. Ahí es cuando el nivel de ruido se desploma a -9 decibelios ( las bibliotecas y habitaciones muy tranquilas rondan los 30 decibelios).

Este tipo de cámaras son utilizadas por algunas grandes empresas automovilísticas y de electrodomésticos, para determinar cuanto ruido generan sus artículos. Además, se han llevado a cabo en ella algunos experimentos científicos que han revelado que tanto silencio provoca tal tensión en el cerebro humano que puede llevarle a la locura. 

Sin sonidos provenientes del entorno, el oído hace lo posible por localizar una fuente de sonido.

Aquellos que han vivido la experiencia de permanecer en una cámara anecoica durante un tiempo prolongado comienzan a escuchar los sonidos de su respiración, los latidos de su corazón y hasta de sus tripas, lo que puede llevar a que la mente pueda perder el control e incluso provocar efectos en el equilibrio.

Al propietario de Orfield Labs, Steve Orfield, le gusta desafiar a los visitantes a pruebas de resistencia en la cámara. La mayoría no puede quedarse más de 20 minutos y salen desorientados e inquietos. El mismo Orfield asegura tener problemas para permanecer en la habitación más allá de 30 minutos.

En 2013 establecieron nuevamente el récord mundial oficial de silencio cuando el nivel de ruido de fondo en el interior se midió en -20.6 decibelios, justo “en el borde la física”, como le gusta decir a Microsoft.

COMPARTIR ESTO EN

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Dejó su vida en New York para dedicarse a crear casas de Bambú en Indonesia

La calle más estrecha del mundo, conoce cuanto mide y dónde se encuentra.